* * *

* * *
Este es sin duda un blog
de alta calidad...

56: dormido

Soy yo nuevamente haciendo un recuento de lo que había hecho estos últimos años, tratando en vano de quitarme la culpa y remordimiento. Es inútil lo sé, pero cada vez siento que no podré dejarlo pasar y aceptar la realidad.

Cada decisión tomada parece haber sido en vano o peor aún una terrible decisión que solo me guiaba a un bucle de nunca acabar. Ha sido todo en vano, no ha servido absolutamente para nada, si simplemente me hubiese quedado inmóvil y sin hacer nada, hubiera sido lo mismo y seguiría en este mismo punto.

Me pareció que el tiempo se había detenido, pero solo había sido para mí, los minutos pasaron, yo me quedé inmóvil, pero no inmune. Ahora siento como si hubiera dormido por años y que al despertar todo había cambiado, menos yo, que me había perdido en mis pensamientos aislado de la realidad que me pasaba sin percatarme siquiera de ello. Nada ha cambiado, todo a mi alrededor si lo ha hecho pero no he conseguido siquiera dar un paso.

Si hay algo que recuerdo y de lo que no me arrepiento es el haber conocido de Hima-san y su forma atolondrada(?), en increíble que por un largo tiempo me haya servido para por un lado ver el mundo de una forma más idealista, y por otro voltearme y olvidarme de la realidad que me pasaba. Los días eran cortos pero gratos, ahora ni siquiera puedo encontrar motivación para leerme alguna de sus tiras, y si llego a hacerlo no aparece esa sonrisa idiota. Yo no entiendo si fue bueno quizás solo hizo que aplazara el momento en que debía despertar, y ahora es tarde para reencaminarme y también para continuar.

Me he aislado tanto que las experiencias son casi nulas, ni mis razonamientos o reflexiones son algo de que pudiera sentirme orgulloso. ¿Entonces qué he estado haciendo todos estos años? Trato de recordar algún hecho memorable pero no actividades rutinarias, me he dejado llevar demasiado. Sí, era cómodo, pero el cansancio era inevitable.

Encontré la pagina de Facebook de alguien que seguía hace año y medio, en aquel momento me había decidido evitar toda persona que me hiciera sentir miserable, básicamente gente más joven que yo y que había hecho mucho más con su vida que yo, gente exitosa. Recordé que incluso para entonces la tarea de comprarme una tableta y ponerme serio con mis garabatos, la había aplazado una y otra vez, con la excusa de que no tenía dinero y que primero ahorraría. Ahora no ha cambiado mucho, no he comenzado nada, ni terminado nada. Pero parece que después de todo sigo queriendo ser alguien "kakkoii", a pesar de que sé que nunca pasará, se me ha hecho costumbre engañarme y esperar que las cosas tomen el rumbo que quiero... No ha pasado hasta ahora y es muy tarde.